Diciembre: un mes de muchos encuentros, despedidas y fiestas

Diciembre: un mes de muchos encuentros, despedidas y fiestas
Este mes es, por excelencia, el de las celebraciones. Hay juntadas de trabajo, de amigos, de viejos amigos, de familias... Siempre hay un motivo para encontrarse en diciembre. En esta nota, 10 tips para tener en cuenta. Lo esencial de las despedidas, los encuentros y las fiestas que tienen lugar durante todo el mes de diciembre es disfrutarlas desde lo afectivo y espiritual, dejando la comida en segundo plano. Algo para tener en cuenta es que la variedad de alimentos estimula el consumo, por lo tanto si se quieren probar diferentes comidas es recomendable servir en un solo plato pequeñas porciones para controlar las cantidades. Con la llegada del mes de diciembre comenzó la época de compartir reuniones familiares, despedidas, fiestas, y... de tener la posibilidad de sufrir grandes atracones. Por eso, brindamos 10 tips para que recuerden que no es todo o nada y podemos encontrar un montón de opciones para los que no quieren perder esa rutina saludable. No hace falta dejar de disfrutar esta época tan importante del año, en la que se presentan muchas oportunidades en las que podes comer de más, provocando un aumento de peso. Primer consejo. El consejo principal es elegir qué comer durante toda la cena sin prohibiciones pero con moderación, achicando todo lo posible el tamaño de la porción y no saciándote con el exceso. Esta es una decisión que se debe tomar antes de empezar. Segundo consejo. Servirte un solo plato de comida, sin repetición y escuchá al cuerpo cuando dice basta, ya que muchas veces tenemos decidido comernos todo sin importar nuestras sensaciones. No comamos con la emoción. Tercer consejo. Es importante cómo armar el plato, así que llegado el momento de elegir hay que completar la mitad del plato con verduras, como rúcula, espinaca, tomate, cebolla, espárragos o brócoli. Esto es fundamental: la mitad del plato debe ser verde, lleno de vegetales que equivalgan a dos puños de la mano. Cuando sirvas la proteína, que en este caso es la carne, el pavo, vitel toné, pollo relleno o el asadito, intentar que ocupe sólo un cuarto del plato. Y por último, cuando agregamos los carbohidratos, tratar de que sean legumbres y sino arroz, arroz integral, o puré de papas o batata y ocupe el cuartito restante del plato. Hay que recordar que evitar los hidratos de carbono de la alimentación trae grave consecuencias para la salud, es absolutamente improbable que se pueda sostener y además no es una tendencia que aporte beneficios a largo plazo. Cuarto consejo. Lo mejor que se puede hacer es comer despacio, aprovechar el momento, la charla. Intentar disfrutar de la sociabilización sacándole el foco a la comida y a la bebida. Si comemos más lento, nos llenamos más rápido y no sentimos ganas de seguir picando y picando. Quinto consejo. No olvidar los pasos y rutina de ejercicios físicos. Así se reducirá la ansiedad y esas ganas de comerse todo. Diciembre no es un mes para dejar de ejercitar o de perdernos por completo. Sexto consejo. Bebidas alcohólicas: pueden tomarse la copita de vino tinto, esta bebida está llena de antioxidantes, nos hace vernos más lindos y no nos aporta tantas calorías. Puede tomarse 1, pero la servimos y la utilizamos de compañera durante toda la noche. Recuerden que las calorías del alcohol suelen hacer estragos en nuestros cuerpos por lo tanto intentaremos evitar el consumo exagerado del mismo. Séptimo consejo. No olvidar siempre de tomar agua, así se tenga un trago o copita de vino. Siempre elegir el agua como la bebida principal para la cena. Octavo consejo. El postre: ¡qué tema tan importante! Éste es el momento donde uno cree que debe decir NO, es el momento de lo prohibido, de lo no debido, pero esto no ayuda a nuestra conducta ya que si no lo comemos, nos quedaremos pensando en el deseo y mañana comeremos el doble. Así que no digamos que no. La estrategia es compartirlo y así disfrutarlo de a dos y se reduce el tamaño de la porción. Noveno consejo. ¿Qué hacer el día siguiente de la cena? Se puede tomar un jugo verde détox. ¿Cómo se hace?: 1 taza de té verde, 1 puñado de espinacas, el jugo de 1 limón, unos trocitos de ananá, 1 cucharada de chía, stevia a gusto y 1/2 cucharada de Jengibre. Décimo consejo. Lo ideal es que los días anteriores y posteriores a tantas reuniones consecutivas, se realice un plan alimentario rico en frutas y verduras, no olvidar hidratarse y no abandonar el ejercicio físico, para elegir los momentos en los que nos daremos los gustitos disfrutando del placer, no sólo de comer sino de compartir con los que más queremos.  
RELACIONADAS

Lo saludable siempre estará de moda

Dr. Marcelo Blank (*)   El 29 de marzo de 1969 ocurrieron dos hechos que marcaron mi vida. Fue la fecha de casamiento de mis padres, consecuencia de lo cual sobrevino el segundo acontecimiento trascendental que luego les contaré.  ...

Sabores del pasado en el presente

Dominique Seiref ¿Sabías que con las cacerolas y sartenes Essen podes cocinar todo tipo de carnes, como al horno, pero directamente sobre la hornalla, volviéndolas más tiernas, jugosas y sabrosas?   Los cuerpos de ...

Tiempo al tiempo

Dr. Marcelo Blank(*) Hace más de 100 años, descendientes de los hermanos Ottis, pioneros del ascensor moderno, recibieron el reclamo de clientes: el viaje era lento, ruidoso y el habitáculo claustrofóbico.   La sol...

Suscribite a

Suscribite

y recibí todas las novedades