De Sida sí se habla

De Sida sí se habla

El Día Mundial de la Lucha contra el Sida se conmemora cada 1 de diciembre para concientizar acerca del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. Es una oportunidad para informar y dar a conocer acciones en materia de prevención, tratamientos y atención a las personas que viven con el virus. 

El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) es una afección crónica que puede poner en riesgo la vida, provocada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Al dañar el sistema inmunitario, el VIH interfiere con la capacidad del cuerpo para luchar contra la infección y la enfermedad. El VIH es una infección de transmisión sexual. También puede transmitirse por el contacto con sangre infectada o de madre a hijo durante el embarazo, el nacimiento o la lactancia materna. Sin medicamentos, pueden pasar años hasta que el VIH debilite el sistema inmunitario al punto de evolucionar hasta el SIDA.

No existe cura para el VIH/SIDA, pero los medicamentos pueden retardar el avance de la enfermedad. Esos medicamentos redujeron la cantidad de muertes por SIDA en muchos países desarrollados.

Los síntomas del VIH varían, según la etapa de la infección.

Infección primaria (VIH agudo)

Algunas personas infectadas desarrollan una enfermedad parecida a la gripe entre dos y cuatro semanas después de que el virus entra en el cuerpo. Esta enfermedad, conocida como infección primaria (aguda) del VIH, puede durar unas pocas semanas. Estos son algunos de los posibles signos y síntomas: fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular y articular, erupción, dolor de garganta y llagas dolorosas en la boca, ganglios linfáticos inflamados principalmente en el cuello, diarrea, pérdida de peso, tos y sudores nocturnos.

Estos síntomas pueden ser tan leves que es posible que ni siquiera la persona los note. Sin embargo, la cantidad de virus en el torrente sanguíneo (carga viral) es bastante alta en este momento. Como resultado, la infección se propaga más fácilmente durante la infección primaria que durante la siguiente etapa.

Infección clínica latente (VIH crónico)

En esta etapa de la infección, el VIH sigue presente en el cuerpo y en los glóbulos blancos. Sin embargo, es posible que muchas personas no tengan ningún síntoma o infección durante este tiempo.

Esta etapa puede durar muchos años si no recibes terapia antirretroviral. Algunas personas desarrollan enfermedades más graves mucho antes.

Infección por el VIH sintomática

A medida que el virus continúa multiplicándose y destruyendo células inmunológicas, las células del cuerpo que ayudan a combatir los gérmenes, puedes desarrollar infecciones leves o signos y síntomas crónicos como los siguientes: fiebre, fatiga, ganglios linfáticos inflamados: a menudo, uno de los primeros signos de la infección por el VIH, diarrea, pérdida de peso, candidosis vaginal oral (candidiasis), herpes (herpes zóster) y/o neumonía.

EVOLUCIÓN A SIDA

Gracias a los mejores tratamientos antivirales, la mayoría de las personas con VIH en países desarrollados como Estados Unidos no desarrollan Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida hoy en día. Pero sin tratamiento, generalmente, el VIH se convierte en SIDA en unos 8 a 10 años.

Cuando aparece la enfermedad, existe un daño grave en el sistema inmunitario. Será más probable que se presenten infecciones oportunistas o cánceres oportunistas, enfermedades que no suelen causar enfermedades en una persona con un sistema inmunitario sano.

Los siguientes pueden ser los signos y síntomas de algunas de estas infecciones: sudores, escalofríos, fiebre recurrente, diarrea crónica, ganglios linfáticos inflamados, manchas blancas persistentes o lesiones inusuales en la lengua o la boca, fatiga persistente sin causa aparente,debilidad, pérdida de peso y/o erupciones cutáneas o bultos.

Ante cualquier duda que puedas tener sobre la presencia del VIH en tu organismo no dudes en consultar al médico.

Cómo se diagnostica

Por lo general, el VIH se diagnostica por medio de un análisis de sangre o una muestra de células tomada del interior de la mejilla con un hisopo en busca de la presencia de anticuerpos contra el virus.

Las pruebas de VIH varían en cuanto a la rapidez con la que pueden detectar la infección. El tiempo entre el momento en que se contrae el virus y el momento en que puede ser detectado se denomina período ventana. Puede llevar entre 3 y 12 semanas para que el cuerpo produzca suficientes anticuerpos para realizar una prueba de anticuerpos a fin de detectar la infección por VIH.

Por lo general, toma de unos pocos días a algunas semanas obtener los resultados de un análisis de VIH, aunque algunas pruebas rápidas pueden producir resultados en unos 20 minutos.

Independientemente del tipo de prueba de detección que se utilice, si tienes un resultado positivo inicial, necesitarás pruebas de seguimiento para determinar un diagnóstico de VIH.

RELACIONADAS

La rehabilitación respiratoria, el gran desafío de los kinesiólogos este 2021

El 13 de abril los kinesiólogos celebraron su día. En ese marco, el licenciado en Kinesiología Javier Ragogna (M.P. N°360), actual presidente del Colegio de Kinesiólogos, fisioterapeutas y terapistas físicos que...

Ser médico es tener vocación de servicio

Ser médico es tener vocación de servicio

El 3 de diciembre se conmemoró el Día del Médico. En ese marco, Viví Mejor conversó con algunos para destacar la vocación de servicio de todos, y de todo el personal de la salud en general, en este tiempo de pandemia. Mónica Ritacca "Llevo tre...

Vestite de Rosa modo on line

Vestite de Rosa modo on line

El 24 de octubre se llev� a cabo una nueva edici�n del tradicional evento que organiza la Mutual Jer�rquicos Salud para concientizar sobre una enfermedad que a�o tras a�o sorprende a muchas mujeres pero que si es diagnosticada a tiempo ti...

Suscribite a

Suscribite

y recibí todas las novedades