Mariscos vs. salchichas

Mariscos vs. salchichas

En esta nota se pretende comparar dos productos completamente diferentes para que cada lector saque sus propias conclusiones a la hora de pensar en cómo debería ser una alimentación sana.


Dr. Marcelo Blank (*)

 

¿Qué son los mariscos? El marisco es un animal marino invertebrado y comestible. Eso es todo, así de simple.

 

¿Cuáles son las propiedades nutritivas de los mariscos? ¡Muchas!, los mariscos son fuente de vitaminas, minerales, proteínas y grasas, todo de primera calidad.

 

¿Qué mariscos conseguimos en Santa Fe? Mejillones, calamares, calamarcitos, pulpo, tentáculos y aros de calamar.

 

Y ahora vamos con la gran pregunta: ¿qué costo tienen los mariscos? Cuando hablamos de costos en nutrición, ideal es compararlo con otro alimento de uso frecuente, como la salchicha.

 

Comenzamos un pimpón comparativo mariscos versus salchichas.

 

Ingredientes:

 

Salchicha: carne vacuna y de cerdo, no se especifica qué corte ni qué porcentaje graso. Tocino, almidón, sal, azúcar, soja, estabilizante, aromatizante, colorante, conservante, saborizante…y la lista sigue con muchas otras cosas terminadas en “ante” más casi media tabla periódica.

 

Mariscos: nada, no dice nada en la etiqueta. No hay nada que declarar, es un marisco, del mar a la olla.

 

Recetas:

 

Salchicha: salchicha con puré y pancho.

 

Mariscos: conozco más de 200 recetas diferentes con mariscos, desde ensaladas, sándwiches a combinaciones con arroz y pastas.

 

Seguridad ambiental: ¿qué pasa si colocamos ambos alimentos una semana sobre la mesa?

 

Salchicha: nada, no pasa nada.

 

Mariscos: se pudren y se los comen las hormigas. Son biodegradables.

 

Continuamos ahora a comparaciones románticas entre la salchicha y los mariscos.

 

Sinónimos:

 

Salchicha: ninguno.

 

Mariscos: frutos de mar. Ya el sinónimo suena bien.

 

Clásicos de la literatura universal:

 

Salchicha: ninguno.

 

Mariscos: en la obra 20 mil leguas de viaje submarino de Julio Verne, el capitán Nemo, comandante del Nautilus es atacado por un calamar gigante.

 

Cine:

 

Salchicha: ninguna. Podría hacerse una película de terror, se me ocurre títulos como la salchicha asesina.

 

De hecho, se realizó un documental con su prima hermana la hamburguesa industrial como protagonista. Se llama Súper size me. En ésta se cuenta la experiencia de una persona comiendo durante 30 días comida chatarra de forma ininterrumpida. Recomendable…la película, no la comida chatarra…

 

Nombres:

 

Salchicha: ninguno. Salvo por algún que otro Pancho.

 

Mariscos: Perla: producida por la almeja.

 

Joyería:

 

Hasta la fecha no se han confeccionado collares ni aros con salchicha. Interesante es que justamente la perla es de una de las gemas más versátiles en joyería a la hora de crear joyas únicas. Y las hay muy famosas como los collares de Elizabeth Taylor y Marilyn Monroe.

 

Recuerdos de la infancia:

 

Salchicha: solo malos, personalmente odiaba esos panchos de los cumpleaños.

 

Mariscos: ¿quién no recuerda con cariño la pelota pulpo? o para los que nos criamos jugando al frontón: la pelota pulpito.

 

Apodos:

 

Salchicha: ninguno. Más que un apodo hoy en día seria bullying que a alguien le digan salchicha.

 

Mariscos: al gran Leopoldo Jacinto Luque lo apodaban EL PULPO. Así que vaya mi homenaje para ese gran deportista y extraordinaria persona.

 

Estimados amigos, como nutricionista les recomiendo el consumo de mariscos: un alimento extraordinario y con mucha personalidad. ¡Buen provecho y hasta la próxima!

 

(*) Médico, M.P. Nº 3522. Diplomado Universitario en Nutrición Clínica.

 

RELACIONADAS

Sabores del pasado en el presente

Dominique Seiref ¿Sabías que con las cacerolas y sartenes Essen podes cocinar todo tipo de carnes, como al horno, pero directamente sobre la hornalla, volviéndolas más tiernas, jugosas y sabrosas?   Los cuerpos de ...

Tiempo al tiempo

Dr. Marcelo Blank(*) Hace más de 100 años, descendientes de los hermanos Ottis, pioneros del ascensor moderno, recibieron el reclamo de clientes: el viaje era lento, ruidoso y el habitáculo claustrofóbico.   La sol...

Suscribite a

Suscribite

y recibí todas las novedades