Tiempo al tiempo

Tiempo al tiempo

Así como muchas veces menos, es más, bajar de peso lentamente es de gran importancia para que el descenso pueda mantenerse. Se trata de un proceso, y también de cambios de hábitos para toda la vida.


Dr. Marcelo Blank(*)

Hace más de 100 años, descendientes de los hermanos Ottis, pioneros del ascensor moderno, recibieron el reclamo de clientes: el viaje era lento, ruidoso y el habitáculo claustrofóbico.

 

La solución fue tan sencilla como ingeniosa, colocaron espejos en los ascensores. Los usuarios quedaron conformes, a pesar de que el viaje continuaba siendo lento, ruidoso y el tamaño de la cabina el mismo.

 

Simplemente mejoraron la experiencia del viaje sin renunciar a lo que para ellos era lo más importante: la seguridad del pasajero.

 

Todos queremos ver resultados rápidos. El adelgazamiento no escapa a este deseo. Consecuencia de una alimentación adecuada y del ejercicio físico apropiado, la persona debe tener un descenso de peso, entre el 5 al 10 % de su peso inicial, durante el primer año de tratamiento con el posterior mantenimiento a futuro.

 

En números, si la persona parte de un peso inicial de 80 kilos, un año después debería de estar pesando 72 kilos. ¡Esto se considera todo un éxito!

 

Parece poco y lento, pero no lo es. La mayoría de las personas con sobrepeso aumentan mucho menos del 10% de su peso por cada año.

 

Si las cosas se hacen bien, llevará menos tiempo salir del bosque del que te llevó adentrarte en él…El tiempo es una variable que no conviene acelerar si pretendemos no solo la eficacia sino también la inocuidad del tratamiento dietario.

 

No se debe acelerar un descenso de peso buscando resultados rápidos. Esto pone en riesgo la salud del paciente.

 

Prometer adelgazamientos inmediatos puede que no sea ilegal, pero si es riesgoso e inmoral.

 

Los nutricionistas podemos mejorar en mucho la experiencia durante todo el tiempo que dure el tratamiento; haciéndolo más llevadero, promoviendo la adherencia al mismo y evitando así el temprano abandono.

 

Manos al plato

 

Hoy les traje un plato típico de la cocina mediterránea que es un buen ejemplo de cómo hacer más agradable este proceso.

 

Un recurso que actúa muy bien sobre todo a nivel emocional es el sándwich, ¡sí el sándwich!

 

De 14 comidas semanales, recordemos 7 almuerzos y 7 cenas, dos podrían ser un rico sándwich.

 

Aquí van algunas opciones:

 

Sándwich de sardinas: tomate, lechuga, queso, huevo, cebolla y aceitunas negras.

 

Sándwich de berenjenas: queso para untar, morrón, huevo, cebolla y aceitunas verdes.

 

¡Acordate que de postre siempre fruta y de tomar siempre agua!

 

Estimados amigos, si estamos buscando un descenso de peso seguro, saludable y sostenible les recomiendo no forzar la variable tiempo. Darle el lapso necesario a su organismo para que se manifiesten los cambios secundarios a la buena alimentación y al ejercicio físico. Estos beneficios suelen ser la pérdida del sobrepeso.

 

Para hacer más llevadero el tratamiento vamos siempre a cocinar rico, natural y en porciones adecuadas.

 

(*) Médico. M.P. N.º 3522. Diplomado Universitario en Nutrición Clínica.

 

RELACIONADAS

Sabores del pasado en el presente

Dominique Seiref ¿Sabías que con las cacerolas y sartenes Essen podes cocinar todo tipo de carnes, como al horno, pero directamente sobre la hornalla, volviéndolas más tiernas, jugosas y sabrosas?   Los cuerpos de ...

Mariscos vs. salchichas

Dr. Marcelo Blank (*)   ¿Qué son los mariscos? El marisco es un animal marino invertebrado y comestible. Eso es todo, así de simple.   ¿Cuáles son las propiedades nutritivas de los mariscos? ¡Muc...

Suscribite a

Suscribite

y recibí todas las novedades