Fatiga crónica

Fatiga crónica

El agotamiento es una enfermedad cuando descartando cualquier otro sufrimiento de base se presenta en forma permanente e intensa por más de seis meses. La buena noticia es que se puede tratar.


Dr. Guillermo A. Piovano (*)

 

Lo primero es lo primero. Y es que definamos bien claro, qué es o qué incluye el concepto del cansancio u agotamiento patológico; es decir aquel que puede ser síntoma de una enfermedad o bien una enfermedad sin otro síntoma. El primero obedece a todo agotamiento que acompaña cualquier enfermedad que ya sea por su efecto directo o bien por su tratamiento aparece, se acrecienta y/o desaparece según la evolución de la misma; es el caso del agotamiento que percibe cualquier paciente con una artrosis invalidante; diabetes avanzada; anemia grave y muchas más.

 

Lo segundo que nos ocupa en este artículo, es el agotamiento que se convierte en la enfermedad de base, a veces sin otro síntoma. Con ello dejamos de lado todo tipo de cansancio u agotamiento que puede considerarse normal, propio de todo esfuerzo compatible, ya sea mental, emocional o físico.

 

Aclaremos: el agotamiento es una enfermedad cuando descartando cualquier otro sufrimiento de base se presenta en forma permanente e intensa por más de seis meses, acompañada o no de otros síntomas "erráticos" que limita al paciente en sus actividades de la vida diaria más del 50 %.

 

Al decir fatiga, o cualquiera de sus sinónimos, debemos destacar que como síntoma "subjetivo" (es decir que no se ve, ni se huele, o palpa) es todo lo que el paciente entiende como tal: "estoy muy cansado"; "no doy más"; "dormiría todo el día, si fuese posible"; "no tengo ganas de nada"; "todo me cuesta el doble; "No llego al final del día"….

 

A esta enfermedad cuya causa no se conoce aún, se la denomina como "fatiga crónica"; se presenta sobre todo entre los 40 y 60 años, con una leve prevalencia en mujeres. Sus dos características principales son:

 

1. No refiere ningún esfuerzo que lo justifique: el paciente no entiende por qué está tan cansado; si antes haciendo o trabajando lo mismo o más no estaba así.

 

2. No se recupera con el descanso oportuno: aunque duerma bien, aún ayudado por algún ansiolítico o inductor del sueño, cuando se levanta al poco tiempo se queja como si no hubiera descansado

 

¿Los síntomas erráticos? Aquellos que acompañan la fatiga crónica, que cambian y migran de un lugar del cuerpo a otro, y no conducen a ningún diagnóstico concreto de alguna enfermedad. Por ejemplo:

 

-Dolores de cabeza.

 

-Mareos al cambiar de posición.

 

-Palpitaciones en el pecho.

 

-Dolor en zona del estómago.

 

-Diarreas intermitentes.

 

-Dificultad en la sexualidad.

 

-Alteración del sueño: Mucho, poco o intermitente.

 

-Tristeza y/o irritabilidad.

 

-Dolores musculares, en diferentes partes del cuerpo, sobre todo al levantarse.

 

-Déficit en la atención o concentración.

 

-Deterioro de la memoria.

 

-Picazón en diferentes partes.

 

-Sensación de abatimiento y desinterés por la vida.

 

¿Se puede tratar? ¡Sí! Existen diferentes tratamientos, que intentan "nutrir" los diferentes circuitos metabólicos involucrados en la generación de energía; principalmente sectores del cerebro; músculos y sistema glandular e inmunitario (defensas).

 

Obviamente previo a una serie de chequeos y estudios pertinentes que orienten a un diagnóstico preciso de la "fatiga crónica". Igualmente pueden tratarse de la misma manera la fatiga como "síntoma" de diferentes enfermedades crónicas. Sin lugar a duda con los años, será imprescindible para las instituciones médicas, abordar tanto el síntoma como la enfermedad en forma especializada.

 

Medidas que ayudan

 

A continuación, voy a describir algunas medidas entre muchas otras para combatir el cansancio y aumentar su potencial de rendimiento:

 

Consulte si el cansancio superó los seis meses.

 

Realice higiene del sueño: quite todo lo que no le permite un buen descanso: celular, televisión, reuniones nocturnas, etc.

 

Duerma todo lo que su cuerpo le pide, sin dejar sus responsabilidades; especialmente los fines de semana o días feriados.

 

Cene temprano, y evite los excesos con las bebidas alcohólicas, café y otros estimulantes antes de dormir.

 

Intente acostarse a la misma hora todos los días.

 

Explique a su familia lo que le ocurre, no lo esconda su situación ni enmascare los síntomas con esfuerzos devastadores para disimular.

 

Realice actividad física, muy medida: ¡Muchas veces poco tiempo! Mejor caminatas breves en el marco de actividades recreativas. ¡No forzar la máquina!

 

Disfrute del sexo, sin necesidad de relaciones exigidas en cantidad o intensidad. ¡Acuerde son su pareja!

 

Dedique tiempo a la espiritualidad y meditación. Para ello busque ayuda idónea cualquiera sea su fe y explore nuevas maneras de ver la vida.

 

Renuncie a todo tipo de "comparación" y viva su propia vida.

 

Ordene sus tareas en el trabajo, y no se sobre exija con metas loables pero que deberán esperar hasta tanto mejore su salud.

 

Elija para los tiempos libres, actividades que sean placenteras y que diluyan la preocupación permanente y excesiva respecto a cualquier tema que "agota la mente".

 

De todo y en todo: muchas veces poco y no pocas veces mucho.

 

(*) Médico Geriatra. M.P. N° 2727.

 

RELACIONADAS

Dolor cubital de muñeca

El dolor cubital de muñeca es el dolor que se siente del lado de la muñeca opuesto al pulgar. El dolor puede variar según la causa. Puede empeorar cuando tomás algo con la mano o giras la muñeca. El dolor cubital de...

Acidez estomacal: un malestar que se trata

  La acidez estomacal o ardor de estómago ocurre cuando el ácido de tu estómago fluye hacia atrás a tu esófago, o tubo de los alimentos. Esto causa una sensación de quemazón muy incómoda e...

Vestirse por capas en el invierno

Cuando llega el frío comenzamos a ponernos ropa de abrigo. Mucha ropa de abrigo, en cantidad. Pero generalmente no lo hacemos de la forma adecuada ya que, si ingresamos a un lugar cerrado, terminamos padeciendo calor por la imposibilidad -o me...

Suscribite a

Suscribite

y recibí todas las novedades