Cuidado con la libertad

Cuidado con la libertad

En estos tiempos es importante educar a los hijos en un concepto bastante pronunciado: la libertad. Los más pequeños no están en condiciones de entender lo que hacen y, si de algo se trata ser padres en materia de libertad, es de enseñar a los hijos a procurarse y defender aquello en lo que creen.


Psp. Ma.Alejandra Canavesio (*)

 

"Apenas di a Emanuel (7) la propuesta de actividad, arrastró la hoja por la mesa y la dejó caer en el piso.

 

- No, a esto no lo voy a hacer- dijo, categóricamente.

 

- ¿Por qué no?- le pregunté.

 

- Porque soy libre y no quiero hacer eso. Quiero hacer otra cosa.

 

* * *

 

- Ya le dije a mis papás que no voy a ir más a la escuela- me anotició Lucrecia (8).

 

- ¡Epa! ¿Por qué no?

 

- Porque me enteré que la escuela es obligatoria y yo no hago nada que me obliguen a hacer. Soy libre.

 

* * *

 

- Mauricio no me quiso prestar las figus que le trajeron los abuelos de Córdoba, así que ya no voy a ser su amigo- me dijo Pablo (9), entrecerrando los ojos.

 

- ¿Por qué no?

 

- Porque no me gustan los que no prestan sus cosas.

 

- ¿Vos prestás las tuyas?

 

- Sí, a mis amigos. Se las presto a quien yo quiero. Soy libre de hacer lo que tenga ganas.

 

* * *

 

- El otro día fui a la marcha con mi mamá. Me compré el pañuelito y me lo até en la muñeca, como ella- me dijo Sofía (12), con cierto orgullo.

 

- ¿Y para qué era la marcha?- le pregunté.

 

- Mmmmmmm, no sé bien. Porque luchan por algo.

 

- ¿Por qué algo luchan?

 

Sofía se quedó unos segundos en silencio, hasta que se encogió de hombros, frunció el ceño y, de golpe, me mostró un gesto de triunfo.

 

- No sé explicarte… Pero está buenísimo gritar y hacer quil…".

 

Resulta habitual que, a la hora de actuar, niños y adolescentes hagan lo que quieren, cuando quieren, como quieren y donde quieren, sin interés ni conciencia más allá de su propio bienestar y beneficio, sin tomar en consideración al otro ni medir consecuencias en el momento y, mucho menos, a futuro.

 

La libertad es la facultad que tiene el ser humano de actuar o no actuar, por propia voluntad, de acuerdo a criterios y valores personales, suponiendo no sólo una responsabilidad individual sino también social. Actuar libremente significa proceder sin presiones ni coacciones por parte de otros, pero ajustados al compromiso y a la ética, pues la libertad implica obrar con conciencia del bien propio y del bien común. Por tanto, es misión paterna educar a los hijos en el darse cuenta de la diferencia existente entre un comportamiento caprichoso y/o evasivo y un accionar libre, así como también en la concientización de la importancia del aprender a pensar antes de actuar.

 

Por otro lado, por formar parte de diferentes generaciones, la defensa y "lucha" por la libertad no es igual en los niños y en los adolescentes que en los adultos, habida cuenta de que transitan distintas etapas evolutivas e instancias en cuanto al desarrollo del pensamiento. Ésta es la razón que hace no conveniente que los padres "arrastren" a los hijos en sus propias búsquedas y luchas, porque los más pequeños no están en condiciones de entender lo que hacen y, si de algo se trata la paternidad en materia de libertad, es de enseñar a los hijos a procurarse y defender aquello en lo que creen, respetuosa, comprometida y responsablemente, para lo cual no sólo es necesario primero aprender a pensar, para construir ideas a defender, sino tener en cuenta que libertad es propia… y también del otro.

 

(*) Psicopedagoga. M.P. N.º 279. L.I.F.8

 

RELACIONADAS

NO ES EL PEOR

    Psp. Ma. Alejandra Canavesio (*)   “La mamá de Tobías se encogió de hombros y ladeó la cabeza mientras arqueaba los labios hacia abajo, luego de plantearle la preocupación que me hab&iac...

Retar a la muerte

  Psp. Ma. Alejandra Canavesio (*)   “ - … así que soy el más macho de todos - me dijo Braian con una expresión que evidenciaba su indiscutible satisfacción y orgullo, luego de manifestar que hab&...

Sobre el Día de las Infancias

    María Rondán (*)   Desde el 2020, la secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia promovió una nueva denominación para la celebración, que oficialmente pasó a llamarse D&ia...

Suscribite a

Suscribite

y recibí todas las novedades