Ley de etiquetado frontal

Ley de etiquetado frontal

El etiquetado frontal pretende ser una herramienta para fomentar una alimentación saludable. La ley que se aprobó recientemente tiene como meta que la población cuente con información precisa sobre los productos que consume.


Dr. Marcelo Blank (*)

 

La ley de etiquetado frontal ha sido sancionada. ¿Será de utilidad? Sí, lo digo en forma empírica y basándome en mi buena fe de creer que se va a cumplir.

 

Voluntad de pensar que se la analizará periódicamente para realizar los cambios que sean necesarios y deseo de que el único interés que rija a esta ley sea la salud de los ciudadanos.

 

Por último, voluntad de creer que esta ley no quedará aislada, sino que estará acompañada de forma integral de decisiones que deben de tomarse para combatir el problema de la malnutrición.

 

La demostración fehaciente de si la ley de etiquetado ha sido de utilidad vendrá no antes de 5 años del análisis exhaustivo de muchas variables estadísticas.

 

Ahora bien, vamos a diferenciar qué es un alimento de un producto alimenticio. Un alimento es un producto natural obtenido directamente de la naturaleza ya sea del reino animal y/o vegetal. Un producto alimenticio, por el contrario, es el resultado de la manipulación de un alimento. Sobre estos últimos es que se ha instituido la ley de etiquetado frontal.

 

Esta ley es simple para el consumidor. No vas a necesitar un máster en química biológica ni conocimiento alguno de nutrición; un cartel grande frontal con letras blancas y fondo negro te dirá si el producto alimenticio en cuestión posee más sal, azúcar o grasa que lo recomendado.

 

¿A quiénes beneficiará fundamentalmente esta ley? A los niños. Nos llevó 30 años entender que ni en los alimentos naturales ni en los niños radicaba el problema sino en los productos alimenticios y en la mala toma de decisiones especialmente de los padres.

 

En Argentina el 40% de los chicos de 5 a 17 años tiene sobrepeso y obesidad.

 

El 70% de los niños consume a diario una altísima cantidad de alimentos y bebidas ultraprocesados, de baja calidad nutricional y altos en azúcar, grasa y sal.

 

Sólo un tercio de la población infanto juvenil consume al menos una vez por día frutas y verduras. Esto tiene varios factores, uno de ellos es porque en su lugar ingieren alimentos manufacturados que, esperemos afortunadamente, cuentan hoy con etiquetado frontal.

 

Los niños consumen el doble de bebidas azucaradas, de pastelería, de snaks y el triple de golosinas respecto de los adultos. También todo con etiquetado frontal desde hoy.

 

Esos changuitos en el súper repletos de gaseosas, productos ultraprocesados y golosinas tendrán como principal destinatario a los niños, los hijos del que conduce el carrito, no nos vayamos tan lejos.

 

La publicidad, un gran detalle

 

¿Cómo influye la publicidad?, otro aspecto sobre el que va actuar la ley de etiquetado frontal.

 

El 20% de los adultos refirió haber comprado un producto porque lo vio publicitado. El 23% de los padres compraron un producto porque sus hijos lo vieron en una publicidad y se lo hicieron saber en el súper.

 

La inmensa mayoría de los niños con sobrepeso comen todo, de todo, fundamentalmente comida chatarra, y todo el tiempo. Por ello el sobrepeso infantil es previsible, prevenible , evitable y, si bien no es lo ideal llegar a estas instancias, tratable.

 

Caso contrario y a este ritmo, el tema del sobrepeso infanto juvenil va a terminar por hacer colapsar al sistema de salud público y privado.

 

Mientras gobernantes y empresarios siguen jugando al juego del gato y el ratón con leyes de etiquetado, que son útiles pero no suficientes, o sugiriendo propuestas meramente cosméticas como quioscos saludables en las escuelas va mi recomendación:

 

Estimados papis la salud de sus hijos es responsabilidad de ustedes los padres. Antes de leer el etiquetado frontal de un producto alimenticio piensen si éste era necesario, si no existe otra alternativa mejor, en especial si esta alternativa no tiene etiqueta como sería un alimento proveniente directamente de la naturaleza . Aplica también para ustedes los adultos.

 

Ha sido todo por hoy, buen provecho -con alimentos- , sin necesidad de etiquetas y hasta la próxima!

 

(*) Médico con dedicación a Nutrición. M.P. N° 3522.

RELACIONADAS

Una deliciosa tarta de chocolate... ¡con remolachas!

  Hervida y rallada, la remolacha brinda a esta tarta de chocolate no sólo una textura fantástica, sino un gusto especial. Además, su coloración entre rojo oscuro y marrón le brinda un tono muy atractivo. Ade...

¿Las pastas engordan?

Dra. Virginia Busnelli (*)   Los hidratos de carbono son los nutrientes que el organismo requiere en mayor cantidad. Aportan casi la mitad de la energía para el cumplimiento de las tareas diarias y el trabajo físico; ademá...

El chocolate, el protagonista de julio

  Lic. Cecilia Sánchez (*)   Una educación integral sobre buenos hábitos y la incorporación moderada de gustos y placeres, son los que se pueden sostener en el tiempo.  ¿Cuántas veces ten&e...

Suscribite a

Suscribite

y recibí todas las novedades