¿Me vas a pagar?

¿Me vas a pagar?

Si se pretenden niños, adolescentes, jóvenes y futuros adultos responsables, no hay otro camino más que ir responsabilizándolos desde pequeños, en cuanto a las obligaciones de la casa, razón por la cual es preciso educarlos en la colaboración y la cooperación apenas empiezan a caminar y pueden desplazarse fuera de los brazos adultos.


Psp. Ma. Alejandra Canavesio (*)

"De acuerdo a lo que habíamos convenido la sesión anterior, ese jueves Exequiel y yo íbamos a jugar al mini-croquet. Me lo recordó apenas llegó y le dije que lo tenía presente pero que, como siempre, dedicaríamos al juego los últimos quince minutos de la sesión.

 

Llegado el momento, nos levantamos de las sillas, las acomodamos por debajo del escritorio y rumbeé hacia la alfombra.

 

- Hay que reacomodar el espacio, Exe, así que tenemos que ubicar los almohadones de manera diferente- Obviamente, mi explicación llevaba implícito el pedido de ayuda, como para que lo hiciéramos entre los dos.

 

- ¿Me vas a pagar?  me preguntó, tieso junto a la silla, mientras me inclinaba a correr el primero.

 

- ¿Pagarte?  Me incorporé de golpe- ¿Por qué?

 

- Porque te voy a ayudar- Lo miré arqueando una ceja y él enderezó la columna, sacando pecho- A mí me pagan cuando hago las cosas.

 

- ¿Quiénes te pagan, Exequiel, y por hacer qué cosas?

 

- Mis papás y mi abuela me pagan cuando pongo la mesa, cuando tiendo mi cama, cuando ordeno el cuarto, cuando ayudo a mi papá a lavar el auto… cuando cuido a mi hermanita…- Sonrió mostrándome todos los dientes- Mi abuela me dio $50 porque hice bien la tarea…".

 

 

Todos y cada uno de los miembros de una familia han de contribuir al buen funcionamiento del hogar, no solamente porque es lo que deben hacer sino porque pueden hacerlo. Todos y cada uno, de acuerdo a las edades y capacidades que tengan.

 

La convivencia familiar implica la realización de tareas domésticas que tienen que estar repartidas entre todos los integrantes. Hacer ver al niño que la familia funciona como un grupo le permitirá concientizar que lo que cada uno haga o no haga afectará a todos y, de ese modo, podrá percibirse como parte activa y responsable.

 

Los encargos a los hijos no se hacen con el afán de aliviarse los padres sino porque es bueno para su desarrollo psicosocial. Establecer reglas y límites claros permite que los niños vayan acostumbrándose desde muy temprano a que en una casa todos los miembros tienen responsabilidades y compromisos a cumplir… y no solamente los papás, por ser adultos. Si un niño jamás ha colaborado en nada, obviamente no lo hará a los 11 años, de manera mágica y espontánea porque, a esa altura de su vida, hace rato está convencido de que los demás deben servirlo y hacer por él.

 

Participar de las tareas domésticas conlleva una incomparable posibilidad para el aprendizaje de la responsabilidad, la independencia, la autonomía, la cooperación, la adaptación social, la convivencia y la valoración del trabajo, pero no en tanto a la espera de una gratificación económica Quien hace algo debe contentarse con la satisfacción de haberlo logrado y no hacer esperando o bajo la condición de obtener una compensación monetaria.

 

Una casa es un hogar… y no un hotel, una oficina ni un Banco, motivo por el cual no sólo todos tienen que hacer, sino que nadie debería cobrarlo.

 

(*)  Psicopedagoga. M.P N.º 279. L.I.F.8

RELACIONADAS

Buscando el truco

  Psp. Ma .Alejandra Canavesio (*)   “Cuando le presenté el Senku (o Uno Solo) Alex quedó fascinado. No sólo nunca había estado frente a uno sino que ni siquiera lo conocía. Cautivado por la image...

Calculadoras en las escuelas: ¿si o no?

  Stella Ricotti (*)   Nuestras ocupaciones y preocupaciones por la educación están, frecuentemente, matizadas por las vivencias que tenemos o tuvimos como madres con hijos en edad escolar. Y cuando las madres somos docente...

Pasá adelante

"Estaba yo en el séptimo lugar de una cola para pagar las verduras que estaba comprando cuando escuché una voz femenina, detrás de mí: - Andá y pagale a la señora mientras mamá busca las milanesas de ...

Suscribite a

Suscribite

y recibí todas las novedades