La tradición de comer pescado cuando llegan las pascuas

La tradición de comer pescado cuando llegan las pascuas

La Semana Santa es el momento del año en el que más pescado se consume. Y eso trae muchos beneficios al organismo.


Para los cristianos, sobre todo los católicos, este domingo termina la semana más importante del año: la Semana Santa. Es que entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección los fieles recuerdan la última semana de Jesús en la Tierra, desde su entrada triunfal en Jerusalén hasta su crucifixión y resurrección. Pascua significa paso y se refiere al paso de Jesús de la muerte a la vida.

Pese a que en ninguna parte de la Biblia dice que no se pueda, los cristianos evitan comer carne roja a manera de sacrificio y optan por el pescado sin saber, quizás, todos los beneficios que tiene. 

 

UN ALIMENTO CON TODAS LAS LETRAS

 

El pescado puede cocinarse de las más variadas formas. Es un alimento que tiene muchos nutrientes, y uno de los más requeridos en platos de restaurantes de esta fecha. Ahora bien, ¿qué beneficios aporta?

El pescado se considera un alimento básico en una alimentación saludable, y debemos consumir de dos a cuatro raciones de pescado por semana, alternando los pescados grasos (azules) con los magros (blancos). Además, su consumo es especialmente importante en embarazadas, lactantes y durante periodos de crecimiento, como en la edad infantil.

Es un alimento nutritivo, sabroso y muy saludable, y altamente beneficioso para la salud porque aporta los siguientes beneficios:

 

Rico en proteínas. El pescado tiene un valor nutritivo muy alto. Aporta todos los aminoácidos esenciales necesarios para formar y mantener los órganos, tejidos y el sistema de defensa frente a infecciones y agentes externos.

 

Fuente muy valiosa de grasas cardiosaludables. Contiene Omega 3, particularmente ácido eicosapentanoico (EPA) y el ácido docosahexanoico (DHA) y ácidos grasos poliinsaturados en pescados azules (atún, arenque, sardina, caballa, salmón, anguila, bonito, etc). Estos ácidos grasos Omega 3 aumentan el colesterol HDL (bueno), reducen el colesterol LDL (malo) y los triglicéridos disminuyen la presión arterial.

 

Aporte calórico relativamente bajo por su bajo contenido en grasas. Además son grasas insaturadas, considerándose las grasas más saludables para el organismo.

 

Alta presencia de minerales y oligoelementos. El pescado contiene yodo, hierro, fósforo, zinc, magnesio, cobre, selenio, flúor, calcio y potasio; todos necesarios para el buen funcionamiento del cerebro y sistema nervioso.

 

Rico en vitaminas liposolubles (A, D, E) e hidrosolubles (B6, B12). Dichas vitaminas son indispensables para el organismo; en particular, para el crecimiento y desarrollo.

 

Bajo en sodio. El pescado se convierte en un alimento ideal para personas que llevan a cabo dietas bajas en sal.

RELACIONADAS

El chocolate, el protagonista de julio

  Lic. Cecilia Sánchez (*)   Una educación integral sobre buenos hábitos y la incorporación moderada de gustos y placeres, son los que se pueden sostener en el tiempo.  ¿Cuántas veces ten&e...

El 9 de julio, una buena excusa para preparar el locro tradicional

La cocina popular es una manifestación de las cocinas regionales, a las que, generalmente, no les podemos poner los límites geográficos tradicionales. Es por eso que los platos pertenecen a una región y su variedad depende...

Cuando el invierno es la excusa perfecta

  Dejar de prestar atención a nuestro peso y a la buena nutrición cuando llegan los meses fríos para volver a preocuparnos recién en el verano para no lucir mal en vacaciones no es una buena idea para la salud. El c...

Suscribite a

Suscribite

y recibí todas las novedades