Pasá adelante

Pasá adelante

Respetar las normas, de eso se trata vivir en sociedad. Y es importante que un niño lo aprenda de sus padres desde temprana edad.


"Estaba yo en el séptimo lugar de una cola para pagar las verduras que estaba comprando cuando escuché una voz femenina, detrás de mí:

- Andá y pagale a la señora mientras mamá busca las milanesas de pollo.

A continuación, pasó al frente una niña de muy lindos rasgos, cabello rizado y una sonrisa que dejaba a la vista sus dientes de leche, abrazando graciosamente un paquete de lechuga.

Debía tener unos 4 años. A la par de quienes esperábamos, caminó hasta el mostrador y extendió en alto un brazo en cuya mano había un billete. La mujer de la caja sonrió, aceptándoselo al instante:

- Qué linda sos…- le dijo, mientras seis de las personas en la cola esgrimían expresiones de embelesamiento por la belleza de la nena y por la "picardía" de su actitud, claro estaba (para mí), porque era chiquita.

- ¿Qué tal?- murmuré- Ahí una madre usando a la hija para obtener ventaja…

Sólo dos de las nueve personas presentes en la situación me miraron haciendo gestos que avalaban sin palabras las mías, mientras el resto arrugaba rostros como queriendo evidenciar una actitud desubicada de mi parte… y yo no hacía más que tratar de ordenar mis sensaciones y pensamientos, en tanto madre e hija salían del negocio llevándose lechuga y milanesas de pollo…"

 

 

El análisis que se desprende de esto es el siguiente: el hecho de que una nena pequeña, simpática y bonita se adelante y tome ventaja en una cola de personas que esperan un turno resulta "pintoresco", es visto como válido y, por lo tanto, está bien. Pero ¿qué sucede si a eso mismo lo hace un adulto? ¿Cuál es la reacción cuando es otro adulto el que se "cuela" en una cola o no respeta su turno en algún lugar?... ¿Es tan difícil darse cuenta de que, muy probablemente, esa niñita de hoy a la que se mira con embelesamiento por lo que hace (enviada por su madre), hará lo mismo cuando adolescente y criticaremos a sus padres por maleducarla y, más adelante aún, será la adulta que lo ponga en práctica y nos sacará de quicio?...

 

Cuán distinta hubiera sido la situación y, fundamentalmente, el aprendizaje para esa nena si la mamá le hubiera dicho que, mientras esperaba su turno para pagar la lechuga detrás de las personas que estaban primero, ella aprovechaba para comprar las milanesas y así podían desocuparse antes… Pero no, esa nena internalizó la idea de que puede sacar ventaja y adelantarse por sobre los demás… porque es chica, linda y simpática… y, encima, no sólo vivenció la conducta errónea de la madre sino también la de la cajera (que, en vez de decirle que tenía que esperar, la atendió inmediatamente) y la de los presentes (que avalaron lo que sucedió, "en contra" de mi opinión). ¿De más está decir? que algo así no sucede un día, así porque sí, gracias a que alguien esté apurado (que suele ser la excusa), porque la realidad es que a los procederes los disparan las convicciones y los valores, que son atemporales y, simplemente, están o no están, son… o no son. Enseñar a un niño a obtener ventaja, por ser niño y "bonito", es acomodarlo en una superioridad y manejo de la apariencia que no le hacen bien y que después trasladará a los ámbitos en que se mueva, no siempre logrando beneficios.

El día que un mayor porcentaje de personas adultas logre la capacidad de mirar, detenerse a observar y ver más allá de lo que aparece en la superficie, podrá ser un hecho el formar niños inteligentes y buenos en vez de ejercitarlos en la celeridad, la desconsideración y la viveza.

 

(*) Psicopedagoga. M.P Nº 279 L.I.F.8

 

 

Enseñar a un niño a obtener ventaja, por ser niño y "bonito", es acomodarlo en una superioridad y manejo de la apariencia que no le hacen bien y que después trasladará a los ámbitos en que se mueva, no siempre logrando beneficios.

 

RELACIONADAS

Buscando el truco

  Psp. Ma .Alejandra Canavesio (*)   “Cuando le presenté el Senku (o Uno Solo) Alex quedó fascinado. No sólo nunca había estado frente a uno sino que ni siquiera lo conocía. Cautivado por la image...

Calculadoras en las escuelas: ¿si o no?

  Stella Ricotti (*)   Nuestras ocupaciones y preocupaciones por la educación están, frecuentemente, matizadas por las vivencias que tenemos o tuvimos como madres con hijos en edad escolar. Y cuando las madres somos docente...

¿Me vas a pagar?

Psp. Ma. Alejandra Canavesio (*) "De acuerdo a lo que habíamos convenido la sesión anterior, ese jueves Exequiel y yo íbamos a jugar al mini-croquet. Me lo recordó apenas llegó y le dije que lo tenía present...

Suscribite a

Suscribite

y recibí todas las novedades