¿Qué hacer para ahorrar energía?

¿Qué hacer para ahorrar energía?

La quita de subsidios en las tarifas de luz y gas generó preocupación en muchas personas porque temen un impacto al bolsillo. La buena noticia es que hay acciones para ayudar al ahorro energético.


 

Se conoció hace unos días, a raíz de la asunción del nuevo Ministro de Economía, que superando los 400KW se empezará a pagar la tarifa plena, sólo por la parte incremental; si se consumió 600KW, la pérdida del subsidio se aplicará al diferencial de 200 KW.

Según fuentes del sector energético el consumo promedio bimestral de los usuarios es de entre 300 kWh y 400 kWh. En el caso de una familia tipo, ese consumo no baja de los 650 kWh por bimestre.

A continuación, algunas cuestiones a tener en cuenta para cuidar la energía y no afectar el bolsillo.

¿Qué artefactos son los que más consumen electricidad? Son muchos los electrodomésticos en una vivienda que consumen electricidad: horno eléctrico, lavavajillas, cargador de celular, computadora, pava eléctrica, lavarropas, entre otros. Pero de todos estos el caloventor con termostato y el aire acondicionado son los artefactos que más electricidad consumen. Por ejemplo, usando un caloventor chico con termostato 1 hora por día, los 5 días de la semana, se consume 78.05kw en el mes; en el caso del aire acondicionado de 3.500 calorías frío/calor usándolo 4 horas por día, los 5 días de la semana se alcanzan los 99,21KW mensuales también.

Según ANDIMA (Asociación Nacional de Industrias de Materiales Aislantes), el 50% del consumo de energía en los hogares de la Argentina es por la climatización de los ambientes. Es decir que, en promedio, la mitad de lo que cada usuario paga de energía se debe a refrigerar o calefaccionar la casa.

Para que las facturas de luz y gas no generen un dolor de cabeza Javier Maltz, Presidente de ANDIMA, explica que la “forma más eficiente para consumir menos energía en un hogar es contar con materiales de aislación térmica eficiente –Lana de Vidrio, Poliestireno Expandido, Poliuretano– en toda la envolvente de una casa -la envolvente está formada por los techos, muros y pisos-.

Los materiales aislantes térmicos permiten ahorrar hasta un 35% en el consumo de energía y más de un 60% en las facturas de la energía consumida para climatizar un hogar”.

En este camino del ahorro energético queda claro que cambiar el aire acondicionado por uno de eficiencia energética Clase A ayuda, pero no es suficiente – el 70% de la plaza instalada corresponde a equipos clase de eficiencia B, porque recién en 2015 todos pasaron a ser clase eficiencia A-. El ahorro que se puede obtener está lejos del 35%, sino que es de apenas un 9% con artefactos eficientes. “Hay instancias activas de ahorro energético que son importantes, como los colectores solares o artefactos del hogar e iluminación eficiente que permiten reducir a la mitad el consumo de energía en esos artefactos en el hogar. Pero si hablamos de climatización, este ahorro sería en vano si no se cuenta con aislamiento térmico eficiente. 

El aislamiento térmico eficiente en la envolvente de una construcción conforma la “tercer piel” de la persona; permite aislar de la intemperie, que no se pierda el frío que puede generar un aire acondicionado y lograr condiciones de confort, prolongando la temperatura ambiente”, agrega Maltz. Y concluye: “En días de extremo calor o de frío, los aires acondicionados representaron un cuarto de la demanda eléctrica total del país. Esto no es consumo eficiente y tampoco ahorro”.

Si se piensa en un aire acondicionado estándar, con aislación térmica eficiente en la envolvente, sería necesario solo prenderlo entre 15/20 minutos por hora, logrando el mismo rendimiento que toda una hora prendido.

También se podría bajar el consumo de estos artefactos en las casas. Si hay dos aires, solo se requeriría utilizar solo uno.

 

¿Cómo y cuándo aislar térmicamente? Es importante asesorarse con un profesional de la Arquitectura. La selección del material de aislación térmica eficiente depende del criterio constructivo del arquitecto y/o la persona responsable de la obra. Tanto la Lana de Vidrio, el Poliestireno Expandido y el Poliuretano, cumplen con la función de aislar térmicamente y lo más importante, es que pueden convivir en una misma edificación.

Desde ya que es mejor aplicar aislación térmica en las instancias iniciales de una construcción. La aislación térmica eficiente debería ser el primer paso para el resto de toma decisiones de una obra y la elección de los insumos y materiales a utilizar y el tipo y cantidad de artefactos de climatización a instalar. Pero también se puede aislar térmicamente cuando se decide hacer remodelaciones en la vivienda y aprovechar estas instancias para incluir este tipo de materiales de aislación térmica.

RELACIONADAS

La contaminación del aire afecta a la salud

  Dado que la contaminación del aire es un determinante de gran impacto en la salud cardiovascular, desde la Federación Argentina de Cardiología (FAC) ponen el acento en la importancia de aprender a prevenir enfermedades. ...

¡Llegó la primavera!

El término prima proviene de “primer” y vera de “verdor”. Astronómicamente, la estación comienza con el equinoccio de primavera (que se da entre el 20 y el 21 de marzo en el hemisferio norte y entre el 22 ...

Trucos para calentar el hogar de forma natural

No sentir frío sin recurrir a los distintos medios de calefacción es posible. Entre las ideas a implementar, podés tomar:   Ventilar sin exagerar. Solo se necesitan cinco minutos para ventilar la vivienda por com...

Suscribite a

Suscribite

y recibí todas las novedades