Los controles médicos durante la infancia

Los controles médicos durante la infancia

Los niños tienen derecho a acceder a chequeos médicos a partir de los primeros días de vida. Qué se controla en cada consulta y con qué frecuencia hay que realizarlas.


 

Los niños y las niñas tienen derecho a realizarse controles médicos periódicos. Es una responsabilidad y una obligación que accedan a estos chequeos a medida que crecen, para que puedan transitar cada etapa en plena salud. Además, son espacios que ayudan a las familias a incorporar herramientas para su cuidado.

Los equipos profesionales deben supervisar la salud de las y los bebés durante el primer año, más allá de si cursan o no alguna enfermedad. El Ministerio de Salud de la Nación señala que entre el primer y sexto mes de vida, hay que realizar consultas todos los meses. Luego, corresponde cada dos meses hasta el año.

En concreto, a los dos meses se efectúa una revisión que incluye control ocular, pesaje, medición y un chequeo de la cadera. También, se verifican las vacunas a fines de indicar o aplicar las que necesiten. La vacunación es una de las medidas clave para evitar enfermedades prevenibles que pueden resultar graves.

Sobre esa base, es requisito aplicarse aquellas vinculadas con cada etapa de la vida para no enfermarse, ni contagiar. En tanto, el personal interviniente debe dejar constancia de cada aplicación en el Carnet Unificado de Vacunación. Es un documento que da lugar al historial de vacunación, entre otros beneficios.

El control de los dos meses también representa una oportunidad para informar sobre cómo el niño o la niña atraviesan sus días y noches. Comentar si se alimenta bien y acerca de cómo se relaciona con las demás personas y el entorno, con atención a cómo reaccionan ante sonidos y si fijan la mirada.

Esta revisión se reitera a los tres, cuatro, cinco, seis, ocho, diez y doce meses. En el cuarto, se indica hierro en gotas. Desde el sexto, se brinda alimentación complementaria sólida. En todo caso, se tratan cuestiones vinculadas con las condiciones del hogar, como la calidad del aire y del agua.

En esta etapa, toda la familia debe tener sus vacunas al día para proteger al hijo o hija, así como a toda la comunidad, contribuyendo a mitigar el riesgo de que las enfermedades se difundan por contagio. Vale destacar que las vacunas del Calendario se aplican de forma gratuita.

 

Controles desde el año

 

Entre el año y el año y medio de vida, los bebés comienzan a caminar y comer junto con la familia. En esta fase y hasta cumplir dos años deben acceder a controles cada tres meses. Además de la revisión completa, se observa cómo crecen y se indican las vacunas que deben recibir.

Se trata de una edad en que son más susceptibles a enfermedades, porque sus defensas todavía continúan desarrollándose. En virtud de ello, es de suma importancia que mantengan al día su esquema de vacunación.

Luego, entre el año y medio y los dos años, se refuerzan las habilidades motrices y el habla. Respetar el Calendario Nacional de Vacunación continúa siendo primordial, al igual que sostener los chequeos, aunque no cursen padecimiento.

En esta fase, los controles incluyen pesajes, mediciones y revisiones clínicas integrales. En simultáneo, se ofrece información con foco en la alimentación del niño o la niña, su sueño seguro y la manera de prevenir accidentes, además de supervisar las vacunas.

Más adelante, entre los dos y tres años, los pequeños y pequeñas empiezan a desarrollar el habla, correr e interactuar activamente con la familia. Durante este período, las consultas deben realizarse cada seis meses. Tras ello, entre los tres y los cinco años, corresponde efectuar los chequeos médicos una vez por año.

 

RELACIONADAS

Se inician las tareas de descacharrado para prevenir el dengue

    El Aedes Aegypti es el mosquito que transmite dengue. Ahora, que las altas temperaturas no son aún un grave problema, es momento de tomar una serie de medidas para evitar que se reproduzca. El Dengue es una enfermedad viral tr...

Primer caso en la ciudad de Santa Fe de Viruela del Mono

El Ministerio de Salud provincial confirmó que se detectó el primer caso de viruela símica -más conocido por viruela del mono- en la ciudad de Santa Fe. Se trata de un paciente masculino de 30 años con antecedente d...

Uno de cada tres argentinos adultos tiene el hígado graso 

      El hígado es el  encargado de filtrar las toxinas de la sangre, apoyar la digestión a través de la producción de bilis y regular los niveles de energía, entre otras funciones fundamental...

Suscribite a

Suscribite

y recibí todas las novedades