Desterrando mitos sobre el azúcar 

 Desterrando mitos sobre el azúcar 

En su justa medida, el azúcar no genera ningún problema de salud en personas que están sanas. El azúcar es importante para el funcionamiento del organismo y particularmente para el cerebro, ya que las neuronas, para mantener su integridad y funcionalidad, precisan de un suministro constante de glucosa desde el torrente sanguíneo. 


 

Dr. Marcelo Blank (*) 

 

Afirmar que el azúcar es dañina para la salud por ser dulce es algo así como generalizar que el fuego es malo porque quema. En cierta medida, y en algunas circunstancias, esto puede ser real. Ahora bien, convengamos que nadie en su sano juicio va a meter la mano en la hornalla deliberadamente y por mero placer.

El fuego correctamente utilizado nos ayudará, entre otras cosas, a cocinar nuestros alimentos.

Volviendo al azúcar y en un simple ejercicio histórico: si tomamos a la civilización europea y asiática del siglo I A.C., desde entonces y hasta nuestros días la especie humana ha sobrevivido a dos milenios consumiendo azúcar.

Durante todo este tiempo, el azúcar más que ser un desafío a la supervivencia fue partícipe necesaria de la misma. La humanidad se benefició con el consumo adecuado en calidad y cantidad de azúcar. Así es, adecuado, y esta palabra no es solo una cuestión semántica.

Así que, tranquilos en casa, definitivamente el azúcar no es malo.

Hace unos meses apareció en un portal de noticias un artículo que replicaron casi todos los medios. El título era: El azúcar…el veneno silencioso. Publicación mentirosa, innecesariamente alarmista y que poco contribuye a la educación y concientización en salud de la población general.

Antes que nada, técnicamente cualquier alimento podría llegar a ser considerado un veneno. Esto dependerá, claro está, del tipo y calidad del mismo, de las cantidades consumidas y de quien sea la persona que lo ingiera.

En este sentido, no es lo mimos comerse 50 uvas que comerse 5.000; a esto le llamamos efecto cantidad-respuesta. ¡Se envenenó con uvas!, y si, en honor a la verdad sí. Ahora bien…se comió 5.000 uvas el muchacho.

Pero tampoco da igual que un niño de 1 año ingiera las mismas 50 uvas que si lo hace un adulto de 40 años, efecto tamaño-respuesta se llama eso. ¡Se envenenó un bebé con uvas!… y si, ahora ¿quién le dio 50 uvas a un bebé? Imaginen al otro día un artículo: La uva... el veneno silencioso.

Existen muchas maneras de crear conciencia en temas de salud y bienestar: se puede utilizar el miedo, la mentira y hasta las conveniencias económicas para hacerlo.

Personalmente prefiero educar en salud con la verdad científica.

El problema no es el azúcar común sino las cantidades que consume la gente, en especial el azúcar agregado a los alimentos en casa. Por ejemplo: cantidades exageradas de azúcar agregadas al café, el mate o la ensalada de fruta. Otro inconveniente, aún mayor, es el azúcar que la industria alimenticia le agrega justamente a los productos alimenticios, sean estos dulces o salados, sólidos o líquidos que, en su inmensa mayoría, todos contienen azúcar agregada.

Recomendaciones:

1-Priorizar la ingesta de alimentos naturales: frutas, verduras, legumbres y hortalizas de todo tipo y color, leche, queso y huevo, cereales, pastas, arroz y carnes.

2-Ninguno de los alimentos antes citados requeriría el agregado de azúcar ni edulcorantes.

3-Evitar el consumo de productos manufacturados, en especial los ultra procesados. Tener en cuenta que éstos -en mayor o menor medida – contienen azúcar o edulcorantes, habitualmente en alta cantidad y baja calidad.

4-De existir la necesidad de agregar azúcar a un alimento, por ejemplo en la preparación de un postre o para endulzar nuestro café o té, utilizar azúcar común en cantidades mínimas e indispensables.

¡Hasta la próxima!

 

(*) Médico con dedicación a Nutrición. M.P. Nº 3522.

 

 

La palabra azúcar refiere a la sacarosa, también llamada azúcar común o azúcar de mesa. La sacarosa está formada por glucosa y fructosa y se obtiene principalmente de la caña de azúcar o de la remolacha.

RELACIONADAS

La nutrición del estudiante universitario

    Mónica Ritacca   El ingreso a la universidad implica entrar en un mundo completamente desconocido para cualquier estudiante, sobre todo para quienes se van de casa y emprenden una vida en otro lado, con horarios que ser&...

Llega el mundial: ¿cómo preparar una picada saludable para alentar?

    Dra. Virginia Busnelli (*)   Se aproxima el momento del año más esperado. Todos los argentinos estamos ansiosos de apoyar a nuestra selección que el martes 22 de noviembre se enfrentará a Arabia Saud...

Desterrando mitos sobre el azúcar 

  Dr. Marcelo Blank (*)    Afirmar que el azúcar es dañina para la salud por ser dulce es algo así como generalizar que el fuego es malo porque quema. En cierta medida, y en algunas circunstancias, esto puede se...

Suscribite a

Suscribite

y recibí todas las novedades