Rituales con velas para las fiestas

Rituales con velas para las fiestas

¡Llegó diciembre! Y con diciembre llega la magia. Diciembre es el mes en el que cerramos el año, hacemos balances y nos encaminamos a uno nuevo con desafíos, metas y sueños. Encender velas es un buen modo para atraer cosas positivas y todo aquello que queramos lograr.


 

Nancy Ramos Dorsch

 

Diciembre es el momento en el que se abren puertas para renovar energías, tanto a nivel individual como colectivo. Es el momento de dejar atrás lo negativo que nos haya sucedido, aprender de ello para comenzar un nuevo año con más sabiduría.

A las velas no solo hay que usarlas como elemento decorativo y como un bello detalle de iluminación, sino fundamentalmente hay que conocer el simbolismo que representan y conectarse a ellas a través de su poder.

Las velas son sinónimos de espiritualidad. En los rituales representan al elemento fuego y el fuego es el triunfo de la luz sobre la oscuridad.

Las fiestas de fin de año son muy especiales por su alto contenido espiritual. No solo la Navidad por su sentido religioso de unión y solidaridad, sino también el Año Nuevo con su energía de renovación y transmutación.

Para que recibamos lo mejor en este nuevo año que arrancará en breve, podemos realizar ceremonias y rituales simples para cumplir nuestros deseos.

Antes de comenzar un ritual con velas es indispensable hacer una limpieza profunda del hogar. Para ello encendemos incienso, recorremos los espacios de la casa y luego abrimos las ventanas; así podemos encender las velas en un ambiente libre de malas energías.

¡Importántísimo! Debemos apagar las velas si nos vamos de casa o no estamos presentes en el ambiente donde están encendidas. Tampoco debemos irnos a dormir dejándolas prendidas. Se intencionan en el momento del ritual y podemos volver a encenderlas cuando volvemos a casa.

Colocarlas en un portavelas o plato, procurando que la vela quede firme y en un lugar seguro donde no corra peligro. La activamos con fósforo y se apagan con apagavelas o con una cucharita. En un ritual, las velas no se soplan.

Cuando hacemos una ceremonia, debemos ponerles en el momento de encenderlas, nuestras mejores intenciones.

En un ritual debemos intencionarlas con afirmaciones y decretos; podemos escribirlos en un papel en blanco y siempre en forma afirmativa. Luego de encenderlas, agradecemos todo lo que estamos invocando.

 

El color de la vela

 

Seleccionar el color de la vela para navidad o año nuevo es importante, ya que cada color tiene una energía, una bendición y un significado espiritual diferente:

 

VELAS BLANCAS: Representan la bondad, la paz y la purificación. Es el color utilizado en los rituales mágicos, ya que es polivalente: un comodín de otros y podemos recurrir a ellas en cualquier ocasión. Colocar velas blancas en las fiestas de fin de año ayudará a incrementar la espiritualidad, la pureza y la serenidad. Son el símbolo de la luna y son muy positivas si queremos acabar con condiciones adversas y maldiciones.

 

VELAS AMARILLAS O DORADAS: Representan el dinero y la abundancia. Es el color de la fortuna, la sabiduría y la iluminación. Cuando las encendamos decretamos que tendremos éxito y prosperidad. Se sugiere prenderlas en vísperas de año nuevo.

 

VELAS ROJAS: El rojo simboliza energía, poder y fuerza. Atrae pasión, romanticismo y erotismo. Podemos encenderlas en nuestra habitación o junto a la foto de nuestra pareja. También podemos intencionarlas si estamos en busca de un lugar de poder en el ámbito laboral.

 

VELAS AZULES: Cualquier tono azul, ya sea marino, cielo o celeste, es sinónimo de paz y armonía. Son ideales elegirlas cuando hay conflictos familiares, celos, rencores o cualquier tipo de confrontación en una relación. Podemos encenderlas en noche buena o año nuevo para que reine la paz familiar.

 

VELAS NARANJAS: Este color está relacionado al éxito, la alegría y la inteligencia. Simboliza optimismo y atrae energías positivas. Se asocia con la diversión, el ambiente sociable, el estado activo y extrovertido. La vela naranja es para activar nuestra parte creativa y estimular el intelecto. Podemos intencionarlas si el lugar está bajo de ánimos o hay tristeza en la casa.

 

VELAS VERDES: Las velas verdes son la esperanza, sentimiento que debe estar latiendo en las fiestas. Es el color de la buena salud. Prender una vela verde si en la familia hay alguien enfermo o si está sufriendo alguna dolencia física. Se usa además para pedir por causas difíciles que debemos resolver o superar.

 

VELAS ROSADAS: Simbolizan el amor, no sólo de pareja sino ampliamente: la abundancia del amor en nuestra vida, relaciones sanas y armónicas. Este color se conecta con la feminidad y con las emociones. Los rituales con velas rosadas son ideales para atraer amor y paz familiar.

 

VELAS VIOLETAS: Son la transmutación, renovación de energía, prestigio y poder. Encenderlas para acompañar nuestra limpieza energética. Al activarlas generamos una importante conexión entre la mente y el espíritu. Es propicio intencionarlas si queremos un cambio o transformación personal; o bien si deseamos que alguna situación desfavorable desaparezca y atraiga buenas energías.

 

VELAS SIETE COLORES: Las velas que poseen siete colores por lo general, son los colores del arco iris, de los siete poderes, los siete chakras o los siete arcángeles y simbolizan nuevos y buenos comienzos. Encenderlas para bendecir el hogar antes de las fiestas y conjugan todas las energías de las demás.

 

CEREMONIAS CON VELAS

 

RITUAL DE LAS 12 VELAS. Encendemos 12 velas en vísperas de año nuevo; podemos optar por blancas o colores de acuerdo a nuestros deseos. Cada vela será representativa de un mes diferente del año que comienza.

 

RITUAL DE AGRADECIMIENTO. Antes de la cena, cubrimos la mesa con un mantel blanco y en el centro colocamos 5 velas: una color rojo al sur de la mesa, una verde al norte, una amarilla al este y una celeste al oeste. En el centro una vela blanca. Antes de cenar y ya reunidos, agradecemos las cosas buenas que se nos han concedido.

 

RITUAL EN FAMILIA. Momentos antes de la tradicional celebración, encendemos 3 velas blancas en un espacio en común y colocamos un vaso de agua (que nos ayudará a purificar el ambiente), nos tomamos de la mano expresando unas breves palabras con nuestros proyectos y buenas intenciones para el año siguiente. Una vez que todos hallan pedido sus deseos, tiramos con la mano izquierda el agua de la copa en un lugar con tierra, agradeciendo nuestras bendiciones.

 

A estos rituales podemos hacerlos en vísperas de navidad, año nuevo o el mismo día.

Es importante que al comprar velas para ritual, lo hagamos en tiendas que estén relacionadas a la magia blanca.

No olvidemos que al intencionar nuestras velas debemos hacerlo con predisposición y concentración. Si poseemos un altar para nuestros rituales, mejor aún.

Saber que lo más importante aquí, es que el poder de las velas: como cualquier otra herramienta de magia, se potencia y funciona si ponemos manos a la obra en cada aspecto de nuestra vida: repensar y reflexionar sobre lo que hicimos, lo que cambiaríamos y actuar en consecuencia; así el universo a través de la luz y la bella energía del fuego de las velas, nos transforme en una mejor versión de nosotros mismos. ¡Que así sea! ¡¡¡Feliz y bendecido 2023 para todos!!!

 

(*) Asesora en Fen Shui y Terapias Energéticas. Creadora de Hunab-Kú Regalería Mística.

 

RELACIONADAS

Las fiestas: emociones encontradas

Lic. Celeste Fonseca (*)     Mientras que para algunos resulta un momento de alegría y diversión para disfrutar con familiares y amigos, otros viven las Fiestas con angustia y hasta depresión. Es muy común esc...

Las piedras energéticas en el trabajo

Nancy Ramos Dorsch (*)   El Feng Shui se basa en la ocupación armónica y consciente de un espacio, tanto en una casa como en una oficina; también en los lugares que destinamos a un oficio, como un taller, una fábric...

La energía y el poder de la luna

    Nancy Ramos Dorsch (*)   La luna ha acompañado a la humanidad desde siempre y se ha estudiado su influencia en las cosechas, en las mareas, en las plantas, en los ritmos y en todos los seres vivos. Cabe recordar que la ...

Suscribite a

Suscribite

y recibí todas las novedades