Consejos para evitar una deshidratación

Consejos para evitar una deshidratación

Llegó el verano y con él las altas temperaturas. Conocemos la importancia de la hidratación para nuestro cuerpo, pero siempre es bueno recordar y/o recibir algunas recomendaciones y consejos para cuidarnos y cuidar nuestros riñones, durante esta estación del año.


 

Dr. Carlos Bonnano / Dra. Sonia Butto (*)

 

Nuestro organismo necesita cierta cantidad de líquido que permita al riñón cumplir con su función de filtrar toxinas y además reponer la pérdida de agua producida por la transpiración, la orina y las heces. Generalmente, solemos suplirlo con las comidas y bebidas que ingerimos en el día, sin necesidad de agregar mucho más. Cuando hablamos de líquidos, no solo nos referimos al agua, sino a todas las bebidas y alimentos que consumimos normalmente que la contienen, como ser frutas y verduras, leche, gelatina, infusiones, sopa, etc.

La sed es el regulador natural que nos advierte la necesidad de ingerir líquido. Un adulto sano en condiciones normales toma habitualmente la cantidad de líquido necesaria para su organismo en su ingesta diaria. Pero ¿qué pasa con los bebés y las personas mayores? Estos grupos etarios son más vulnerables a la deshidratación y al mecanismo de regulación de la sed, lo que quiere decir que, aunque no tengan sed, deberían reponer líquido de todas maneras.

 

PARA TENER EN CUENTA

 

¿Cuáles son las situaciones en la que la ingesta de líquido debe ser mayor? Para empezar, cuando la pérdida de líquido es mayor, por ejemplo, en los días de mucho calor. Además, cuando se realiza una intensa actividad física, ante la aparición de fiebre, diarrea o vómitos, y en personas que padecen infecciones urinarias o cálculos renales.

 

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de la deshidratación? Los síntomas más frecuentes son mareos, cansancio, dolor de cabeza, debilidad y somnolencia.

Según el European Hydration Institute (EHI), la deshidratación puede llegar a afectar al rendimiento físico, la capacidad cognitiva, la termorregulación e incluso a alterar la función cardiovascular. Por eso, es de suma importancia estar alertas a los síntomas.

 

¿Cómo afecta la deshidratación a la función renal? La deshidratación lleva a una disminución de la filtración del riñón limitando su capacidad de eliminación de toxinas; en situaciones extremas, puede llevar a una insuficiencia renal aguda. Es por eso que desde la Sociedad Argentina de Nefrología (SAN) advertimos que durante el verano existe un mayor riesgo de deshidratación en aquellas personas que padecen de cálculos renales (litiasis renal) ya que la falta de ingesta hídrica adecuada puede precipitar un cólico renal.

Si bien hay situaciones especiales en las cuales se debe controlar la toma de líquidos, pacientes con insuficiencia cardíaca y aquellos con insuficiencia renal avanzada, entre otros, requieren la consulta con el médico de cabecera que evaluará antecedentes y podrá diagnosticar cuál es su medida adecuada.

 

(*) Médico. Presidente de la Sociedad Argentina de Nefrología. / Médica. Pro-secretaria de la Sociedad Argentina de Nefrología.

RELACIONADAS

Cáncer: los principales factores de riesgo

Existen factores de riesgo de cáncer que son compartidos con otras Enfermedades Crónicas No Transmisibles y que se relacionan con el comportamiento, tales como: bajo consumo de frutas y verduras; poca actividad física; exceso de ...

4 de febrero: Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer

  ¿De qué hablamos cuando hablamos de cáncer? Se trata de un grupo de enfermedades que pueden afectar a cualquier parte del cuerpo. El cáncer comienza con la modificación de una sola célula, generada de...

Contaminación alimentaria: ¿qué son la salmonella y la shigella?

  Según informó el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, en las primeras tres semanas de enero se identificaron cuatro casos con síntomas compatibles con enfermedades de transmisión alimentaria. Dos d...

Suscribite a

Suscribite

y recibí todas las novedades